Daniela Orozco AMVO

Daniela Orozco de AMVO: retail, el ganador del eCommerce

425

La pandemia por COVID19 transformó la forma en el que los consumidores adquieren productos en el mundo y México no es la excepción, donde se registraron crecimientos de tres dígitos (más del 300%) en dos de cada 10 empresas, en cuanto al volumen de negocios de sus ventas en línea.  También se incrementó 90% el uso de apps de compras, entre abril y junio del 2020. 

Así lo revela el Reporte 4.0 sobre el Impacto del Covid-19 en venta online, presentado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), cuya Head of Research, Daniela Orozco conversó con Retailers.mx para destacar que esta investigación demostró que “el acelerador o propulsor digital más importante fue el COVID19 para las empresas, porque motivó a que vendieran más en línea”. Puntualizó que se trata de una actualización de la medición que la AMVO ha estado realizando desde que empezó la pandemia, ya que la primera se llevó a cabo en marzo del 2020.

 

–¿Cuáles son los puntos que puedes destacar del Reporte 4.0 sobre el impacto del COVID19 en la venta online

Lo importante a resaltar es cómo ha estado evolucionando el impacto en los negocios, en términos de venta, de aumento de tráfico y el crecimiento exponencial que ha estado experimentando todo el ecosistema del comercio electrónico. Tenemos a 2 de cada 10 comercios que para 2021 considera que las ventas en línea representarán un 30% del total de sus ingresos, cuando en el 2019, hablábamos desde un 2% o hasta un 6%. 

Además de que, obviamente, ha sido la respuesta de un consumidor que comenzó a tener una demanda muy fuerte del canal digital. 

–¿Qué aprendizajes está dejando la pandemia de COVID19, a las empresas/marcas que operan en México, en su incursión en el comercio electrónico, de acuerdo con el Reporte 4.0? 

Ninguna de las empresas estaba preparada para un crecimiento de triple dígito en dos meses, ni siquiera las que estaban posicionadas en línea, estamos hablando de los grandes jugadores. 

En ese sentido, los aprendizajes han sido la capacidad de adaptación, en términos de innovación, de las empresas. Además de lo flexibles que han sido en lograr internamente, dar paso a esta transformación digital. Muchas de ellas estaban trabajando con su página web y pensaban liberarla  a mitad del próximo año, pero la pandemia aceleró tremendamente a que la sacaran con venta en línea, con una inferfaz digital para adaptarse a las necesidades de los clientes, y ofrecerles a estos, nuevas formas de comunicación, de entrega e incluso de productos.
Otro gran aprendizaje que COVID19 ha dejado, es que ha puesto a pensar a las empresas grandes y pequeñas acerca del camino que van a seguir a largo plazo y el fortalecimiento de su estrategia digital, no solo de eCommerce, sino de robustecer su comunicación en redes sociales, su mejor posicionamiento en los buscadores, una mejor interacción en su página web, etc.

Esto permea en todo el ecosistema, tanto de empresas grandes como pequeñas. Va a ser una piedra angular para que el consumidor siga confiando y tenga una mejor experiencia en el canal digital. 

–De acuerdo con el citado Reporte 4.0 ¿cuáles son las categorías que más ventas registraron?

La categoría ganadora, en comercio electrónico, es retail, con supermercados, en términos del incremento de visitantes a nivel semestral y diario, donde hay crecimientos de triple dígito. Ha sido muy interesante ver estos resultados en México, comparándolos con otros mercados como Chile y Argentina donde supermercados no tuvo el mismo desarrollo.

Esto se debió a la compaginación de las nuevas necesidades de la vida en cuarentena de nuestro consumidor. Detectamos mucho interés en la renovación del hogar o de comprar muebles. Los sitios de home decor crecieron, en Hot Sale, al 200%. También tenemos otras categorías como moda y electrónicos, que de por sí eran de las más compradas en internet, pero que también tuvieron nuevos adeptos, eso ha sido muy importante para seguir solidificando a estas categorías ya ganadoras.

Otros ejemplos son farmacia que, por obvias razones, ha sido muy relevante en la mente del consumidor porque le interesa todo lo que tiene que ver con salud. Y deportes también tuvo buena aceptación, con la gente armando su gimnasio en casa y comprando ropa deportiva y cómoda.

La categoría de retail y shopping ha tenido crecimientos importantes que no se hubieran visto en el pasado, si comparamos con lo que sucedió en febrero y ahora, shopping está creciendo a una tasa constante de más del 30%.

–¿Consideras que esto continuará hasta el fin de año?

Definitivamente no vamos a regresar a cómo estábamos antes. Creemos que van a ser muy importante los esfuerzos que hagan los retailers en las temporalidades, pues lo que disparó tremendamente y duplicó el tráfico en sitios de retail fueron campañas masivas como Hot Sale. Viene el Buen Fin, una buena oportunidad para seguir posicionando el canal digital y más porque aún existen restricciones sobre las tiendas físicas. 

El canal digital seguirá siendo una de las herramientas más importantes para los retailers, para dar a conocer y entregar sus productos, ya que los puntos físicos no van a tener la misma dinámica, es decir, no será la misma forma de hacer Buen Fin como en años pasados, sin el concepto pandémico.

–¿Qué les recomiendas a los retailers para mejorar su desempeño en el contexto digital? 

Las empresas, cada vez, van a necesitar hacer mejor sinergia con las áreas que involucran a las ventas de sus productos. Ya se empiezan a tener pláticas con las áreas de operaciones, comercial, logística, digital, e-Commerce, financiera, incluso con la legal. Los comercios deben considerar que la integración de un canal digital va a impactar en la operación completa de la empresa. Ya lo vimos con el éxito en la Hot Sale, donde estaban muy preocupadas por el tema de inventarios. 

Ahora, las empresas deben contar con una plataforma interna en la que tengan el control sobre su producto y  sobre cómo quieren posicionar su mercancía. Eso es algo que antes no tenían y que ahora ya existe. 

También deben considerar una estrategia, a nivel nacional, de las entregas y todo lo que tenga que ver con hacer llegar el producto al cliente final, no es tan sencillo como lo era cuando solo se trataba de la distribución a minoristas.  

–¿Consideras que el eCommerce seguirá fortaleciéndose en México, luego de la pandemia y el desconfinamiento,  al cierre del 2020 y el próximo año?

Totalmente. En nuestro reporte les preguntamos a las empresas ¿se ven preparadas para lo que se viene? Están bastante seguras, una vez que ya entró el quinto o sexto mes de un contexto pandémico. 

Las marcas también han establecido nuevas estrategias, ya empezaron a ver adónde se van a posicionar, quiénes son sus competidores, comienzan a definir qué van a hacer. 

Algo importante es la prioridad que le están dando al canal digital en sus negocios,  el 37% de nuestros afiliados está declarando que crecerán más del 50% en el canal digital, esto es, 4 de cada 10 empresas está apostándole a que más de la mitad de su crecimiento provenga del canal digital. Esto es una perspectiva bastante positiva.

Para el próximo año, vemos que muchas de las empresas piensan aumentar el portafolio, tanto de productos como de las categorías. Vemos jugadores como Rappi que empezó como una empresa de entrega de comida a domicilio y ahora se puede comprar ahí cualquier cosa. 

Estamos viendo esta amplitud de categorías, del catálogo de productos que ya tenían en línea para robustecerlo, y vemos que cada vez más el comercio electrónico estará más presente en las estrategias tanto de los comercios, como de los consumidores, donde ellos también están teniendo una mejor aceptación y mayor confianza en el canal digital, cosa que no había sucedido antes. 

Sin embargo, estamos en un contexto con recesión económica, con un contexto donde tenemos un porcentaje de la población que no tiene métodos de pago bancarizados y, por tanto, hay una enorme responsabilidad en el tema de eCommerce, el hacer llegar métodos de pago no bancarizados, donde se puedan utilizar tiendas de conveniencia u otras, para pagar en efectivo, que se ajusten a la realidad de México. 

Esto nos presenta una oportunidad para seguir creciendo, de brindar una mejor oferta a nuestro consumidor y una mejor experiencia de lo que habíamos podido ofrecer en el pasado. 

Por un lado, ha sido muy bueno para la transformación digital y una herramienta para las empresas que sobrevivieron cuando había cierre de los puntos físicos de venta. De otra manera no habrían podido generar ingresos. 

 

*El Reporte 4.0  sobre el Impacto del COVID-19 en Venta Online fue elaborado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), en colaboración con Netrica by GfK, Comscore, Shareablee y AppsFlyer. 



Verónica Hernández López

Reportera y creadora de contenidos. Siempre en la búsqueda de noticias, entrevistas y reportajes de interés. Egresada de Periodismo y Comunicación de la FES Acatlán de la UNAM.


shares