ActualidadOpinión

La tecnología como aliada del retail

Santiago Loaiza, gerente de Cuentas Corporativas División Food Retail Services Ecolab México.

Durante los últimos meses ya se ha hablado mucho de cómo cambió la forma de hacer las compras y cómo la tecnología y la pandemia adelantaron un proceso de transformación digital que tomaría al menos cinco años más. El sector retail mexicano, como sus contrapares en el mundo, aprovechó muy bien la coyuntura y además de popularizarse sistemas y aplicaciones de pedido a domicilio, el pick-up en tienda también fue una herramienta valiosa en los meses más complicados de la contingencia sanitaria.

Una vez que adquirimos nuevas costumbres de consumo y la intensidad de la pandemia se ha reducido, pese a las nuevas olas y variantes (Statista calcula que el comercio electrónico crecerá 20% anual hasta 2025), viene un nuevo periodo de ajustes que deberán incluir lo aprendido durante los últimos dos años y algunos meses. La tecnología nuevamente debe ser el aliado clave en todos los métodos de venta, tanto presenciales como virtuales, para asegurar espacios limpios y seguros.

Atrás quedaron los termómetros a la entrada del supermercado y los tapetes sanitizantes de calzado, pero no el dispensador de gel; la higiene de manos y el uso correcto del cubrebocas aún van para largo. Pedimos el mandado por aplicación, pero también nos gusta darnos la vuelta en los pasillos del super y tener la experiencia de compra que teníamos hasta antes de marzo de 2020.

Para sentar todas las bases que contribuyan a mantener e incrementar el nivel de ventas, habrá que proporcionar herramientas a los equipos de trabajo para las instalaciones, las áreas de almacenamiento, de exhibición, de cobro, de entrega, de envío, y de autocobro. Yendo un poco más lejos, imaginemos que haya sistemas automatizados para todo el proceso de compra y automáticamente hagan inventarios, pedidos o señalen qué zonas de los anaqueles requieren reabastecimiento, limpieza o desinfección, o qué productos están cercanos a llegar a su fecha de caducidad.

Evoluciones como las que menciono ya existen en el mundo y están a disposición de los consumidores, sin embargo, hay un detalle que no se puede pasar por alto y debe ser uno de los ejes primordiales en cada etapa del cambio en el retail: la sustentabilidad. Recordemos que el sector consume recursos como agua y electricidad; la eficiencia en su uso debe ser un factor ineludible a la hora de implementar cualquier nuevo sistema.

Para ello también la tecnología debe ser clave. 7% del consumo de energía total de México son consumidos por el sector retail, dividido en supermercados, almacenes, centros de distribución, eCommerce, tiendas departamentales y tiendas especializadas, de acuerdo con la Comisión Reguladora de Energía (CRE). Transitar hacia fuentes de energía limpias, el reciclaje y reúso del agua significa grandes ahorros y para ello es necesario consultar a los expertos.

Alcanzar un balance entre lo que se ofrece al consumidor, los recursos que se utilizan y cómo se reduce su consumo es el próximo paso en la evolución del retail. Aprovechar la tecnología para dar el mejor servicio y minimizar el impacto del sector en el medio ambiente es el trabajo del sector para la era poscovid.

 

Colaboración exclusiva para Retailers.mx por
Santiago Loaiza, gerente de Cuentas Corporativas División Food Retail Services Ecolab México.

 

Santiago Loaiza de Ecolab: psicología de la higiene en el retail

Editorial

Retailers.mx ofrece información de negocios, tecnología e innovación entorno a la cadena de valor del retail con un enfoque nacional e internacional.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba