ActualidadReportes especiales

¡Pásate al lado oscuro de la fuerza!, llegaron las Dark Stores

El boom de las dark stores (o tiendas fantasma) es una tendencia global en la logística que está optimizando el proceso de las compras ante el crecimiento del eCommerce a partir de la emergencia sanitaria. Básicamente una tienda fantasma es la instalación de centros de distribución, bodegas y almacenes especializados para retailers, cerca de los centros urbanos.

De acuerdo con un estudio de la consultora Kearney, la efectividad de las tiendas oscuras puede triplicar la de los supermercados tradicionales, esto debido a que están abiertas los 365 días del año y permiten contar con una mayor gama y disponibilidad de productos, así como ampliar la capacidad de preparar pedidos, entregar y recoger mercancías en zonas de alta densidad de órdenes de compra o con restricciones por el tráfico. En México, este tipo de «tiendas» ya operan en urbes como Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

“Las dark stores se posicionan como una alternativa ante el aumento de las compras digitales y los nuevos hábitos de consumo de los usuarios. Si recordamos, tan sólo en 2020 el eCommerce creció 81% en México, por lo que desafíos como la entrega última milla, tiempos y mejora de la experiencia se hicieron latentes; hoy, las dark stores son una de las respuestas”, dijo Oscar Victorin, CEO & cofundador Skydropx, plataforma de gestión logística.

 

Garantía de la oferta

Las dark stores ayudan a los sellers —supermercados, plataformas de retail, tiendas, entre otras— a mejorar la gestión de su inventario y asegurar la oferta de manera estratégica, al estar más cerca de los compradores finales. Y es que, por ejemplo, la entrega a miles de usuarios en una ciudad debe contar con una logística centralizada, accesible y con menos costos que una gran red de tiendas. Ante ello, a través de una dark store los vendedores pueden procesar más pedidos por día y con una mayor variedad de productos en su catálogo, todo disponible 24/7.

 

Reducción de los costos

Al estar más cerca de los consumidores porque están instaladas en el corazón de los centros urbanos, las dark stores reducen el costo logístico. De acuerdo con el análisis Efficient Dark Store Networks: Future of Post-Pandemic Retail de Data Surram, alrededor del mundo las tiendas fantasmas han permitido hacer las entregas 1.25 veces más rápido, reducir el costo por entrega y los costos operativos hasta un 35%, además de aumentar la eficiencia operativa hasta un 40%, y mejorar las tasas de satisfacción del consumidor.

 

Mejora en la entrega última milla

La entrega de última milla quizá sea uno de los mayores beneficios de las dark stores, pues ésta representa un paso crucial en la logística del comercio electrónico, al incidir en los costos de personal, transporte, y determinar la satisfacción de los clientes. Actualmente, el que un minorista o tienda digital no cumpla con los tiempos de entrega indicados es el segundo aspecto que más molesta a los consumidores digitales.

De ahí que los almacenes fantasma sean una respuesta eficaz a la logística de última milla, al facilitar la entrega de productos desde un centro cercano al domicilio del usuario. En este proceso, también es fundamental el desarrollo de servicios tecnológicos capaces de centralizar toda la logística de los diferentes proveedores en un solo sitio.

Editorial

Retailers.mx ofrece información de negocios, tecnología e innovación entorno a la cadena de valor del retail con un enfoque nacional e internacional.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba