El sistema nervioso del retailer

470

Con todo lo que se habla de la Inteligencia Artificial (IA), una de sus realidades es que cambiará drásticamente a muchas industrias, desde el comercio minorista y la manufactura hasta el marketing y los seguros, y a algunas más.

Las empresas que buscan mejorar su desempeño financiero y sus operaciones adoptan cada vez más el poder de la IA al tomar decisiones complejas que van más allá de la capacidad humana, automatizando procesos y simplificando los flujos de trabajo. Esta tecnología puede reducir o eliminar drásticamente los procesos manuales y repetitivos que requieren de mucho tiempo, lo que permite a los empleados de una empresa centrarse en tareas más estratégicas.

“La Inteligencia Artificial es el sistema nervioso de las organizaciones minoristas”. Ese fue el mensaje principal de Robert Hetu, vicepresidente y analista de Retail de Gartner, cuando se dirigió a más de 9 mil asistentes en el Simposio Anual de esta empresa, celebrado el pasado octubre en Orlando, Florida. También dijo que “el ahorro de costos y la mejor experiencia del cliente son el mayor impacto para los minoristas”. Para 2021, el 77 por ciento de las organizaciones minoristas planean desplegar IA, pronosticó Hetu.

Daisy Intelligence considera que se debería permitir que la tecnología ejecute acciones que las personas no pueden lograr, y fomentar que éstas se concentren en actividades más pertinentes: pensamiento ambiguo, creatividad, estrategia y construcción de relaciones.

En el sector minorista, por ejemplo, el papel del comerciante evolucionará a medida que se adopte la IA para manejar tareas manuales, como seleccionar productos para promover y determinar los precios. Al eliminar estas actividades, los detallistas pueden centrarse en tareas de alto valor: definir estrategias, negociar con proveedores, o descubrir nuevos productos, en lugar de pasar hasta el 50 por ciento de su tiempo en la selección de productos y fijación de precios.

Una de las conclusiones más importantes es asegurarse de tener una estrategia sólida de gestión de cambio que comience en el nivel C. Se puede aprender del mercado de valores, que anteriormente involucraba a muchos compradores y vendedores que comerciaban acciones en el piso de negociación, pero ya se ha evolucionado al punto en el que casi todo el trading lo realizan las computadoras.

Se cree que el c-suite percibirá beneficios financieros de forma clara, y adoptará la IA. Los minoristas deben hacer lo mismo, porque las ganancias y la capacidad de establecer una ventaja competitiva serán imposibles de ignorar. Es imprescindible comenzar a hacerlo más temprano que tarde, o los primeros ganarán ventaja y será más difícil alcanzarlos después.

José Luis Sánchez C.
Líder en objetivos de negocio a través de la aplicación de la analítica, tecnología, liderazgo e inteligencia artificial. Con más de 20 años en la industria de TI, ha estado al frente de SAS, Genesys, Red Hat y Daisy Intelligence.




shares