beauty tech

Tech Beauty , una industria que vale 74 mmdd

835

Todo indica que la combinación de belleza y tecnología está trazando el futuro en la industria de la cosmética. De acuerdo con analistas, el valor la la tendencia llama Tech Beauty es de 74 mil millones de dólares y se prevé que siga creciendo. Conceptos como internet de las cosas, realidad aumentada y plataformas digitales ahora se han integrado al léxico cosmético, dando como resultado el maquillaje electrónico o el maquillaje 3D, afirma la marca sueca de tecnología cosmética FOREO.

En el boletín de prensa se hace hincapié en las tendencias que se trazaron en la última edición del Consumer Electronics Show (CES) «para comprender que el futuro ya está escrito. La relación entre los grandes nombres en el mundo de la cosmética y las nuevas empresas tecnológicas se ha intensificado y, paralelamente, los gigantes de la red como Google, Amazon, Facebook y Apple, han desarrollado herramientas diseñadas específicamente para digitalizar la experiencia de belleza».

Durante enero de 2020, en Las Vegas, el espejo inteligente interactivo Venus que se conecta a Alexa —asistente de voz de Amazon— ganó el premio a la Innovación. Por su parte, L’Oréal eligió el escenario de Nevada para revelar Perso, el último dispositivo tecnológico del grupo dedicado al cuidado de la piel.

De oeste a este, Shiseido ha invertido mucho en este frente: primero, adquiriendo Olivo Laboratories, una startup estadunidense especializada en tecnología de ‘Segunda Piel’; luego, ganando el robot de maquillaje virtual Giaran y MatchCo, que desarrolla software capaz de personalizar fórmulas de bases de maquillaje.

Mientras los grandes jugadores continúan evolucionando, han surgido un puñado de empresas que hacen de la tecnología aplicada a los cosméticos su negocio principal. Como muestra, destaca la sueca FOREO, que en siete años pasó de dos a tres mil empleados.

FOREO afirma que si los artilugios y las soluciones tangibles son los nuevos objetos de deseo, hoy en día no hay un smartphone en el que no se hayan descargado aplicaciones específicas de belleza, como Treatwell, para reservar en salones, o Modiface, para experimentar con nuevas apariencias, sólo por nombrar algunas.

Sin embargo, en un territorio cada vez más virtual, la personalización es la que marca la diferencia. En este sentido, plataformas como Shampora (para obtener shampoo y acondicionadores personalizados), pero también YouCam se componen de la tecnología Perfect corp, que permite crear cambios de imagen virtuales.




shares