Mario-Rodriguez-2020-optimizada.jpg

Mario Rodríguez de DHL Retail: la logística sin papel

1122

La colaboración de hoy corre a cargo de Mario Rodríguez, vicepresidente de los sectores Tecnología y Retail de DHL Supply Chain México; el tema la logística dejó de ser en papel.

La dependencia a la tecnología poco a poco va caracterizando más la vida privada y empresarial de la población, convirtiéndola en parte central de la interacción diaria. Esto ha generado un ecosistema de negocio que demanda una atención incluyente y certera de parte de las compañías, en el que incorporar soluciones innovadoras es fundamental para alcanzar los objetivos de negocio y expansión no importando tamaño, ubicación o producto que venda.

En un entorno marcado por gran competencia, la tecnología define quien gana la carrera para posicionarse como la mejor oferta de mercado. Y es que el boom del comercio electrónico se ha convertido en el gran disruptor de la industria del retail.

 

Con el incremento de la penetración del internet y el acceso a dispositivos móviles inteligentes las ventas en línea aumentaron un 22% en 2019, de acuerdo con datos de la Asociación de Internet MX.

 

La digitalización representa la mayor oportunidad en la logística desde la globalización, rompiendo paradigmas para eficiencias operativas, sostenibilidad, nuevos modelos de negocios y experiencias más ricas para los clientes. Para mantenerse a la vanguardia y dar forma activa a esta transformación, los profesionales de logística deben identificar y aprovechar continuamente las nuevas tendencias, pero también las empresas deben centrar su estrategia en contar con un socio logístico efectivo que garantice su permanencia en el mercado.

El primer paso, para desarrollar un correcto proceso logístico, es entender los cambios en los hábitos de consumo de la población; se han vuelto clientes sumamente exigentes que demandan productos personalizados, entregas inmediatas, los cuales pueden ser de México o cualquier parte del mundo.

El segundo punto, una vez entendido el mercado, hay que contar con un aliado logístico que permita cumplir con las expectativas de cada uno de los clientes, pues una experiencia positiva de compra es fundamental para lograr la fidelización con la marca, y no sólo hablamos de las compras en línea, también de las visitas a tiendas físicas, en las cuales los consumidores deben encontrar todos los productos que se ofertan con las características deseadas, atendiendo desafíos como:

  • Asertividad al 100%; en la actualidad no deben existir retrasos, errores en la mercancía embarcada, fallas en los productos, entre otros.
  • Visibilidad total del proceso, las empresas demandan tener un seguimiento en tiempo real de la ubicación de sus productos y, en algunos casos, el estado en el que se encuentra.
  • Análisis de datos, es fundamental recopilar la información que se genera durante la cadena de suministro para generar estadísticas, prever incidencias y diseñar planes de acción que permitan una mejora continua del proceso.

 

DHL-supply-chain-vision-picking-optimizada.png

 

En los últimos años estos factores provocaron que la cadena de suministro que era en papel sea hoy cien por ciento tecnológica, incrementando la capacidad de respuesta a menor velocidad. Herramientas como Logistics Trend Radar, publicado por DHL, permite capturar el desarrollo de las tendencias de la sociedad, los negocios y la tecnología y se ha convertido en un punto de referencia para el diseño de estrategias para la cadena de suministros totalmente enfocadas a las necesidades operativas de cada cliente.

Y es que en la industria logística de retail ya opera con soluciones como Big Data Analitycs, Omnichanel Logistics, Internet of Things (IoT), Order Management Systems, entre otras, las cuales buscan mecanizar los centros de distribución y trabajar en dar visibilidad de la cadena logística impactando de manera positiva.

Existen inversiones importantes en la parte física de la cadena, pero aún más en la parte tecnológica para saber qué hacer en materia de digitalización en cada uno de los nodos que integran el proceso logístico.

El tercer punto es pensar en el futuro, se prevé una competencia más feroz, en el que no hablaremos de transportes, bodegas, empaquetados o traslados como soluciones de apoyo al proceso logístico, si no que avanzaremos hacía modelos de servicio que permitirán crear vínculos estratégicos con los clientes para proporcionar información valiosa sobre la cadena de suministro y diseñar estrategias integrales que garanticen la eficiencia del proceso basado en una reducción máxima de tiempos.

La pregunta central de las retailers debe ser ¿qué tan rápido queremos atender a nuestro mercado?, no solamente centrarnos en soluciones de traslado o capacidad.  Se deben encaminar los procesos logísticos de las compañías de manera paralela a la evolución de los hábitos de consumo de la población. Este será el eje de acción al que estará encaminado el desarrollo de soluciones logísticas en los próximos tres años.

México es un mercado que se está sofisticando, sin embargo, hace falta reforzar elementos en la cadena de suministro, sobre todo en temas de visibilidad, reto asociado a limitantes en la cobertura de internet, sin embargo, no es un factor decisivo, y esperamos que en los próximos años igualar el mercado a los procesos operados en países de primer mundo como Estados Unidos.




shares