Payment experience: subestimado

126

Según Darío Schapiro, director de marketing de Ingenico ePayments, de cien transacciones electrónicas que se generan -en las que ya están los productos en el carrito de compra y lo único que les falta es apretar un botón-, sesenta no se concretan.

De ahí la importancia de poner atención al llamado payment experience. “Es un momento muy crítico, hay mucha inversión realizada para generar una compra. Si no tenemos una buena experiencia y una buena estrategia de pago, perderemos el 60 por ciento de esta inversión”, indicó Schapiro.

El especialista en payment experience explicó que, en ese momento clave, “si todo sale bien, el dinero habrá cambiado de manos, sin embargo, es tan rápido y pasa tan sigiloso que puede estar subestimado”.

“Más de la mitad de las transacciones termina no sucediendo, por eso nosotros trabajamos fuertemente en que ese número sea lo más bajo posible y para que el consumidor encuentre más y mejores opciones de pago, que sea todo más seguro y cada vez con menos fricción”, añadió el director de marketing.

Ventajas de los pagos electrónicos
Según datos de Ingenico ePayments, en México, el comercio electrónico ha crecido a tasas del 30 por ciento por año y se espera que siga creciendo al 15 por ciento.

“Estamos hablando de un mercado que está creciendo y en el que vemos facilidad para la adopción de nuevas tecnologías y costumbres que en otros países han sido más complicadas”, explicó Schapiro.

Los pagos en línea permiten, además de dar facilidad al consumidor, disminuir las posibilidades de fraude.
“Además de lo anterior, nosotros trabajamos tres áreas con los comercios: que tengan una mayor tasa de conversión, aumenten su ticket promedio y sean más eficientes en los costos de procesamientos”, indicó Schapiro.

Tendencias de pago en México
“En cuanto al consumo tradicional de comercio electrónico, los mexicanos están a la par del resto de la región, sin embargo, a diferencia de otros consumidores de ecommerce en la región, tiene una relación muy directa con comercios y retailers de Estados Unidos, es decir, que está acostumbrado a transacciones transfronterizas; el resto son mercados más domésticos”, explicó Schapiro.

Agregó que una de las cosas interesantes del consumidor mexicano es cómo adopta todo lo que tiene que ver con el boom de estructuras electrónicas.

En cuanto a las tendencias en nuestro país, el especialista indicó que los pagos QR y las billeteras virtuales van a seguir ganando espacio. “Esto representa una oportunidad para las tiendas de manejar sus economías de una forma más eficiente. Por otro lado, lo mismo con el consumidor, estamos hablando de que las transacciones cada vez van a tener menos fricción”. Otra tendencia será el cambio de la venta de productos y servicios, de licencia perpetua a modelo de suscripción.



Ana Carolina Salas

Lic. En Comunicación, Máster en Periodismo de Agencia, Content Manager y apasionada de la docencia.


shares