ActualidadOpinión

Pagos digitales: lo único constante es el cambio

Mariana Sigal, Chief of Staff de Geopagos

En el mercado de los pagos digitales, la única constante es el cambio, por eso la clave está en mejorar el análisis y estudio de sus consumidores: los compradores y los comercios.

En el último año la preferencia por pagos a meses sin intereses, los métodos con links de pago, códigos QR y transferencias bancarias han cobrado fuerza. Pensando en esto, abordaré algunos desafíos y oportunidades que enfrenta el mercado para satisfacer sus necesidades.

 

Unified-Commerce: las mejores experiencias en un solo lugar

Hace tiempo dejamos de hablar de las generaciones digitales, porque lo normalizamos, pero hoy la mayoría de nuestros compradores y vendedores pertenecen a este grupo. Estas generaciones se caracterizan por buscar inmediatez y exigen tener siempre una experiencia excepcional. Sobre la base de que es fácil cambiar, esto induce una falta de fidelidad con las marcas.

Los compradores quieren tener en todos los canales de venta una experiencia igual de gratificante que si estuviesen realizando la compra en un punto de venta; y los comercios buscan gestionar todas estas experiencias desde un sólo lugar. Esto presenta el desafío de embarcarse en el Unified-Commerce que en algunos países pudo ser la gran tendencia en este 2022, pero en otros ya se encuentra muy avanzado. La presencia online es clave. Pero no cualquier presencia online, sino una con la mejor experiencia posible.

Mariana Sigal, Chief of Staff de Geopagos.

 

Construir una identidad digital

Ofrecer un medio de pago digital se convirtió en una nueva exigencia de los mercados. Los compradores insisten en apoyar a los pequeños negocios locales, pero sobre la base de tener opciones de pago. Aquellos comercios que ofrecen mayores opciones en la forma de comprar son los preferidos por los consumidores más jóvenes.

En América Latina hay un largo camino para la digitalización de los pagos: aún dos tercios de las operaciones se pagan en efectivo. El desafío está en ofrecer en los pagos digitales la misma tranquilidad que sienten teniendo efectivo en sus manos. Así surge la nueva tendencia de los pagos al instante, que trae amplios beneficios para los comercios, pero grandes desafíos para los proveedores de soluciones de pagos. Por ello, la necesidad de construir una identidad digital que permita tener confianza tanto en los compradores como en los vendedores.

 

Evolucionar más allá de los pagos

Elegir entre una solución u otra es tan fácil como bajarse una app nueva, pasar un par de validaciones y ¡listo! Esto propone un desafío muy grande para cualquiera que provea soluciones más allá de los medios de pago. La fidelidad es puesta en jaque. Los proveedores de pagos deben incluir servicios de valor agregado alrededor de las transacciones de venta. Esto abre las puertas a nuevos modelos de negocios y nuevas oportunidades de monetización. Así nacieron las súper apps (“una plataforma para consumidores que agregan una amplia gama de servicios, tanto de estilo de vida y financieros”, según JP Morgan).

Quedarnos solo en hacer pagos, o dar una solución de eCommerce, no es suficiente. Los negocios deben transformarse para ser multidisciplinarios, más allá del desafío que implique conocer de diferentes negocios para ofrecer la mejor solución.

La economía mundial está cambiando, todas las industrias se revolucionarán. El concepto tradicional de la moneda ya no existe como tal. Hoy por hoy conviven el dinero tradicional con criptomonedas, stablecoins, tokens, central bank digital currencies (CBDCs) y “narrow money”, es decir, los premios que dan cadenas como Starbucks o Amazon.

Acompañando la reescritura de la definición de moneda, se reescribe la definición de billetera. Hoy las billeteras digitales y móviles toman más que nunca importancia y popularidad entre los consumidores mexicanos. En 2021, las billeteras digitales representaron casi el 27% del valor de las transacciones de comercio electrónico. Para 2024, se espera que superen a las tarjetas de crédito y lideren la participación de pago en el comercio electrónico (FIS). Esto se debe tener en cuenta para todas las decisiones de negocio futuras.

 

Compre ahora y pague después

El sistema Buy Now Pay Later (BNPL) impulsado por las fintech podría convertirse en el nuevo boom del ecosistema de las empresas de base tecnológica, enfocadas en sistema de pagos y billeteras virtuales. Permite aplazar compras y dividir el costo en cuotas sin gasto adicional ni aprobación de una entidad financiera externa.

En 2021 esta modalidad de pago representó el 2.9% de las transacciones globales de comercio online y se prevé que para 2023, alcance un 9% del gasto total en e-commerce y sume en un futuro hasta el 81.2% de usuarios, de acuerdo con el informe anual “Global payments report” de WorldPay. En países de América Latina como Chile, Perú, Colombia, México y Ecuador se estima que el crecimiento de BNPL puede ser mayor que el promedio global.  Las compañías con modelos de BNPL pueden otorgar financiamiento al segmento de personas que no cuentan con antecedentes crediticios, porque acceden a otras fuentes de información al historial crediticio. Representa una gran oportunidad para los jóvenes de la generación Z y para todas las personas sin historial crediticio o fuera del sistema financiero.

Hay una sola conclusión que se me ocurre: ante la velocidad del cambio, necesitamos reinventarnos. Lo importante no son solo las tendencias para 2023, sino prepararnos para replantear la forma en que hacemos las cosas.

Colaboración exclusiva para Retailers.mx por
Mariana Sigal, Chief of Staff de Geopagos.

Editorial

Retailers.mx ofrece información de negocios, tecnología e innovación entorno a la cadena de valor del retail con un enfoque nacional e internacional.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba