Las tres prácticas del eCommerce para no perder de vista

692

Javier Goilenberg, CEO y co-founder de Real Trends

El 2020 sentó un nuevo escenario para el eCommerce y el mundo digital: estar online es indispensable para hacer crecer un negocio. Si bien esto ya no es novedad para las empresas, dado que la digitalización es un proceso que comenzó hace rato, durante el año pasado un gran número de negocios ha tenido que realizar una migración forzosa, por no contar con los partners tecnológicos adecuados para solventar los niveles de demanda.

Acorde al reporte Las oportunidades de la digitalización en América Latina frente al Covid-19, realizado por el Banco de Desarrollo de América Latina, en materia de infraestructura de telecomunicaciones y conectividad digital, entre los indicadores que más se destacan, figuran el incremento exponencial del tráfico de internet (y el consecuente desafío para los operadores de preservar los niveles de calidad adecuados), la importancia del teletrabajo, y la necesidad de mantener activas las cadenas de aprovisionamiento y distribución de bienes.

El público consumidor ya está online y desea consumir online, pero la experiencia debe ser igual de enriquecedora que en canal offline (o inclusive, mejor).

Para las empresas, continuará habiendo muchos desafíos en 2021 con respecto a la migración de sus negocios y a la integración con el offline, pero ya se han logrado muchísimos avances en materia de crecimiento del eCommerce en la región y eso es mérito de todos los players (empresas, consultoras, marketplaces, integradores y proveedores).

Para que tu eCommerce continúe creciendo, puedes apoyarte en estas tres buenas prácticas.

Omnicanalidad. El desafío está en comprender que el canal offline y el online no pueden estar disociados.

Si tu negocio recién se está sumando al mundo digital, lo mejor será pensar de forma estratégica dónde te conviene iniciar tus operaciones: no se trata de estar en todos los canales, sino de estudiar a tus consumidores y entender dónde están ellos. Una vez que definas esos canales, será fundamental integrarlos e interconectarlos para que la experiencia y las comunicaciones estén sincronizadas y sean más efectivas.

Trabajo remoto y en equipo. Numerosos reportes, como el mencionado anteriormente, afirman que el trabajo remoto asegura mayor productividad y el desafío está en detectar qué tareas sí necesitan presencialidad y cómo equilibrarlas para potenciar el trabajo en equipo.

Es fundamental apostar por la flexibilidad a favor de trabajar por objetivos y la inserción de dinámicas y herramientas que potencien lo mejor de cada persona y de cada proyecto.

Métricas sanas. Medir es clave para mejorar, pero no se trata de medir por medir, sino de entender qué métricas son significativas para cada parte del negocio (a nivel micro y macro) y qué resultados son los esperados. A raíz de esos números se podrá entender dónde se creció, dónde se falló y cómo se puede mejorar en el futuro cercano.

Aprovecha esta primera parte del año para enfocarte en conocer a fondo tu negocio y comprender qué le conviene, qué desafíos enfrenta y cuándo es el mejor momento para actuar. Alinea esto a los tiempos del mercado, que después del 2020 ha tenido grandes transformaciones y cambios de ritmo. Hazlo más fácil con este calendario creado por Real Trends para anticiparte a las fechas claves de la industria de eCommerce y activa propuestas a la par.



Retailers.mx ofrece información de negocios, tecnología e innovación entorno a la cadena de valor del retail con un enfoque nacional e internacional.


shares