ActualidadANTADEntrevistasNoticias ANTADNoticias del momento

ANTAD y el acuerdo inflacionario (APECIC)

Entrevista con Vicente Yáñez, presidente ejecutivo de ANTAD, en el Mundo del Retail, conducido por Gladys Juárez.

Luego de la firma del Acuerdo de Apertura Contra la Inflación y la Carestía (APECIC), en el que participa la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), su presidente ejecutivo, Vicente Yáñez, compartió los beneficios que les proporciona a sus asociados. Esto en el Mundo del Retail que se transmite los miércoles en las páginas de Facebook y Youtube de la ANTAD.

Este programa online es conducido por Gladys Juárez (GJ), quien puntualizó que el APECIC es un segundo acuerdo establecido entre el gobierno federal y organismos empresariales como la ANTAD, cuya vigencia finaliza en febrero de 2023.

A continuación, reproducimos la entrevista completa:

GJ:¿Cuál es la opinión y la postura de la ANTAD ante estas disposiciones propuestas por el ejecutivo federal, en relación a mantener sin aumento hasta febrero de 2023, 24 productos que integran la canasta básica con la finalidad de enfrentar la inflación que vive nuestro país?

Es un problema que nos debe preocupar a todos y recordar que la inflación es el impuesto más depredador que pagamos todos, pero que afecta a los que menos tienen.

Es un fenómeno mundial porque la inflación es importada debido al rompimiento de las cadenas de suministro; por el Covid durante dos años durante los cuales estuvo cerrada la economía; sumado al alto costo de los combustibles causado en gran parte por la guerra Ucrania y Rusia. Esta inflación importada nos debe preocupar mucho porque aumenta el precio en los alimentos y les pega a los que menos tienen,

Hubo una invitación por parte de las Secretarías de Hacienda y de Economía, y de PROFECO para ver que podíamos hacer en este caso. Nuestro comentario fue que a México le fue muy mal con el control de precios, ya lo vivimos, lo sufrimos y nos costó mucho trabajo salir de esa distorsión que generan los precios controlados. Basados en esto y la comprensión de Hacienda y de las demás autoridades, lo hicimos con los mecanismos del mercado.

Son acuerdos voluntarios de los comercializadores con los productores y fabricantes para buscar eficiencias en estos 24 productos específicos. Se trata de que la canasta crezca a mucho menor velocidad de lo que está creciendo la inflación. No se trata de fijarle un precio a cada producto de la canasta sino de que esté lo más equilibrada posible para beneficio de los que menos tienen.

En el PACIC, el primer acuerdo, las cadenas de tiendas se sentaron con sus proveedores para ver de qué manera pueden aportar eficiencias, escogieron un producto para hacerlo, puede ser un producto una semana y otro la siguiente. El APECIC hace un llamado a continuar el anterior hasta febrero del próximo año.

Hay que estar pendientes de que se vayan acomodando las cadenas de suministro, hay acciones de países para que baje el costo de los energéticos.

Al mismo tiempo, al gobierno se le ocurrió establecer una licencia única y universal para facilitar la importación. En ese caso, las empresas estarán cuidando la inocuidad de los alimentos, van a tener muy presente que México tiene que cuidar su estatus fitosanitario porque es unos de los principales exportadores de alimentos al mundo, es considerado uno de los cinco más limpios y eso lo tenemos que cuidar.

Las empresas que están suscribiendo son muy responsables para que los productos cumplan con las regulaciones y si dentro de esto hay oportunidad de que quitemos burocracia a la economía nos va a servir a todos.

En México tenemos exceso de burocracia, en el PIB son cinco puntos, es un costo enorme. Si logramos aligerar con responsabilidad, sin que se quiten trámites para cuidar la salud, la inocuidad de los alimentos y el estatus fitosanitario del país, y le quitamos esos costos a la economía que repercuten en los precios, al terminar el tema de la inflación, nos seguimos con el resto de la economía y le quitamos trámites a las empresas, les facilitamos su operación y van a tener mejores costos y nos van a beneficiar como consumidores. Será un ganar-ganar para todos.

-GJ: ¿Puede ahondar acerca del cambio que hubo del primer acuerdo de mayo y del más reciente de octubre? ¿qué motivó que se hiciera una nueva propuesta como lo es el APECIC?

La diferencia es que el gobierno está aportando al quitar los trámites que mencioné y facilitar la exportación. Esa simple disposición de reconocer que la carga para las empresas es pesada, es muy bueno. Si empezamos con alimentos nos seguimos con lo demás. Este aligeramiento de trámites nos va a servir para muchas cosas en la economía.

Esta licencia única y universal se le va a dar a empresas responsables, algunas ya lo suscribieron y estamos a la espera de que se publique en el Diario Oficial el acuerdo completo. Es voluntario y las empresas que suscribieron el primer acuerdo, podrán estar en el segundo para beneficiarse de esta licencia, bajar sus costos y apoyar a este plan antiinflacionario.

Las oportunidades en el retail de América Latina

-GJ: ¿Cuáles considera que serán los beneficios del APECIC y cuáles las preocupaciones que llegaran a afectar al sector empresarial que se sume a este plan?

Muchos países empezaron a poner restricciones de exportación de alimentos para que no tuvieran desabasto. Pongo un ejemplo, en México es posible que exportes maíz de Sinaloa e importes de la costa este de Estados Unidos, del Atlántico, por temas de fletes, quizás resulte más eficiente llevar maíz blanco de este lugar a los estados del sureste del país que el de Sinaloa. La cancelación de exportaciones se refiere a que se pueda garantizar que se tengan los suficientes alimentos en México.

Con esta licencia única y universal se busca que se aumente la oferta quitando barreras no arancelarias y arancelarias, y se pueda cubrir este periodo de emergencia de inflación, utilizando esos mecanismos de mercado que ayudan a que haya mayor oferta.

Respecto a las preocupaciones por parte del sector empresarial son muy claras y sensibles en el tema de inocuidad, para que no se vayan a saltar trámites las empresas que puedan afectar la salud, son responsables para atender a su cliente y no van a arriesgar que alguna importación no cumpla con los requisitos que se les piden. Nuestras cadenas de autoservicio no van a ser irresponsables, las que participen en el APECIC, cuando obtengan esas licencias únicas y universales.

-GJ: ¿Cuál es la importancia de que el sector comercial se pueda unir a este plan y cuáles son las afectaciones que les podría traer?

La inflación nos afecta a todos, nos conviene transitarlo de la mejor manera posible con mecanismos de mercado, los controles de precio está comprobado que no funcionan. Se hace con estos acuerdos voluntarios, con estos 24 productos, los proveedores, fabricantes y comercializadores se ponen de acuerdo para sacrificar márgenes para que temporalmente suframos lo menos posible, todos.

Esto se tiene que dar cuidando el estatus fitosanitario del país y actuando responsablemente para que los alimentos cumplan con los requisitos y aprovechando las eficiencias con tiempos en los trámites. al final es un programa temporal y si nos funciona podemos seguir con el resto de la economía.

-GJ: ¿Considera que el APECIC aportará resultados positivos en el problema antiinflacionario que vive nuestro país?

Estamos trabajando para que así sea. Esperamos que dé resultados porque las alternativas son peores como los controles de precio que no van a funcionar. Ya la vivió México y no funcionó.

Esto va a beneficiar al consumidor, a las empresas y la economía de México y lo pasaremos mejor. Estamos trabajando en esto y que mejore. Estoy seguro que así lo harán los socios de ANTAD y nos reuniremos para dar cuenta de este programa.

-GJ: ¿Cuál ha sido la respuesta de los socios de ANTAD ante la firma del APECIC?

La respuesta ha sido muy buena. Por ejemplo, hay una ley de pago a 20 días que estaba promoviendo la secretaria de Economía anterior que no beneficia a las pymes e incrementa los costos, tener iniciativas de este tipo es como echarle gasolina al incendio.

Otra iniciativa de ley que estaba guardada en el Congreso es aquella que prohibe los fulles, los transportes dobles articulados que buscan mayor eficiencia y dan seguridad. Son los más modernos, los operadores son los más capacitados y la incidencia es mucho menor en accidentes porque tienen más eficiencia y bajan los costos. Si aprueban la prohibición de estos fulles se van a incrementar los costos de transporte que al final se pasará a los consumidores. Del precio de los productos una parte importante del precio es el transporte, del fabricante al centro de distribución y de ahí a la tienda y de la tienda al consumidor. De esas dos iniciativas hemos hablado con las Secretarías de Hacienda y de Economía, que son contrarias al APECIC.

-GJ: ¿Con el APECIC hay riesgo de que se termine en control de precios? ¿cuál sería su impacto?

Se busca que no haya control de precios, a los que nos tocó vivirlo observamos escasez, mercados negros, mala calidad de los productos y además, distorsiona la economía. En los años 70 lo tuvimos y nos costó 20 años salir; regresar a ese agujero sería muy irresponsable, hay evidencias claras de que no funciona. Nos da mucho gusto colaborar con Hacienda y Economía en estos mecanismos y evitar caer en los controles de precios que no funcionan.

-GJ: El reciente cambio de titular en la Secretaría de Economía ¿cómo lo visualiza ANTAD?

Tenemos una agenda institucional y los temas son los mismos, entendemos que haya cambios en el gabinete y trabajaremos con Raquel Buenrostro como con las anteriores. Tenemos la mejor disposición para que le vaya mejor a México, con los presidentes y los secretarios. Queremos que a los mexicanos nos vaya mejor que podamos crecer y tener mejores perspectivas a futuro.

Para que una economía funcione bien tiene que haber condiciones, la primera son los empleos bien pagados y  formales; para tenerlos necesitamos inversión, es una receta muy básica.

Ahora, en México tenemos oportunidad de atraer inversiones de Asia, con el nearshoring, con la pandemia tenemos la fragilidad de las cadenas de suministro, y los países están buscando lo que tienen más cerca, tenemos la ventaja de estar en la zona económica más importante del mundo formada por Canadá, Estados Unidos y México, es el mercado con mayor potencial de crecimiento. México debe ser suficientemente atractivo para esas inversiones y que los negocios se puedan desarrollar, tener facilidad para instalarse y para operar.

También necesitamos educación, mano de obra capacitada para que proporcione estos servicios que vamos requiriendo. Y también el estado de derecho adecuado.

Tenemos las condiciones ideales.

GJ: ¿Con qué cierra esta entrevista?

Con el mensaje de que hay un sector empresarial moderno que quiere que le vaya bien a México.  Queremos sumar a los que están fuera de esta economía formal, deberíamos tener una sola economía con reglas muy claras y muy sencillas, no complicadas, para que todos vayamos hacia un mismo objetivo. Estamos trabajando en esto con mecanismos de mercado, el control de precios sería nefasto y sin iniciativas de ley que buscan que el sistema sea más ineficiente, como la del transporte, certifiquemos a los choferes, y no le metamos más costo a la economía.

Editorial

Retailers.mx ofrece información de negocios, tecnología e innovación entorno a la cadena de valor del retail con un enfoque nacional e internacional.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba