ActualidadReportes especiales

72% de los consumidores son conscientes del desperdicio de alimentos

El 60% se sienten culpables por desperdiciarlos, mientras que el 61% quiere que los minoristas y las marcas hagan algo más al respecto.

De acuerdo con el informe Reflexionar. Repensar. Reconsiderar. Por qué el desperdicio de alimentos es un problema de todos del Instituto de Investigación Capgemini, el grado de concientización de las personas sobre el desperdicio de alimentos se ha duplicado en los últimos dos años: 72% de las personas son conscientes, cifra mayor al 33% que se registró antes del 2020.

«El aumento de la sensibilización entre los consumidores y las iniciativas que están adoptando las empresas para abordar el desperdicio de alimentos es un avance positivo», dijo Tim Bridges, líder del Sector Global de Productos de Consumo, Retail y Distribución en Capgemini.

Aseguró que «con la ayuda de la tecnología, las organizaciones pueden rastrear y evaluar el desperdicio en cada etapa de la cadena de valor de los alimentos para poder actuar en el momento adecuado y, al mismo tiempo, interactuar con sus consumidores al inculcarles hábitos que eviten el desperdicio y hacerlos partícipes activos de la reducción de estos. Una cadena de suministro ágil e inteligente también puede favorecer una colaboración eficaz en toda la cadena de valor que permita crear un ecosistema sostenible y preparado para el futuro».

Por otro lado, el informe reveló que los usuarios finales ya están investigando cómo reducir el desperdicio de alimentos. Algunos de los esfuerzos más destacados que se han realizado son:

  • un crecimiento interanual de 80% en las búsquedas en redes sociales sobre de métodos para prolongar la vida útil de los alimentos,
  • la búsqueda de estrategias para ahorrar costos (56%), y
  • la creación de una cultura de mayor conciencia sobre la hambruna a nivel mundial (52%) y respecto al cambio climático (51%).

Aunque los consumidores asumen su propia responsabilidad, con un 60% que se siente culpable por desperdiciar alimentos, también se percibe que los minoristas y los fabricantes de alimentos no están haciendo lo suficiente para ayudarles a frenar este problema.

Casi dos terceras partes (61%) esperan que las marcas y los minoristas hagan más para abordar el desperdicio de alimentos, mientras que el 57% se siente decepcionado porque considera que las empresas no se preocupan lo suficiente por este tema.

El informe de Capgemini también señaló que las organizaciones están adoptando medidas efectivas para hacer frente al desperdicio de alimentos en las tiendas y en los hogares al mismo tiempo que ofrecen consejos para que las sobras no se desperdicien. Sin embargo, los consumidores no creen que estas acciones sean suficientes.

Por ejemplo:

  • 60% de las compañías afirma que ayuda a los usuarios finales a entender términos como «consumir preferentemente antes de», «consumir antes de» y «fecha de caducidad».
  • 39% de los consumidores considera que esta información es lo suficientemente clara,  quieren que las empresas realicen más esfuerzos en áreas como la innovación de productos, el envasado, la claridad de las fechas en el etiquetado y la educación. Les gustaría ver etiquetas digitales (códigos QR, etc.) que les proporcionen más información sobre el recorrido y la calidad del producto.

El uso de nuevas tecnologías para reducir el desperdicio de alimentos

 

Medidas para apoyar al consumidor

A medida que aumenta el interés por el problema del desperdicio de alimentos, los minoristas y los fabricantes deben tomar medidas para ganar la confianza de los usuarios, indicó el informe: El 91% de los consumidores afirma que está dispuesto a adquirir productos de marcas y que divulguen información sobre el tema, mientras que el 58% aumentaría su gasto en empresas que adopten medidas concretas para abordar el problema.

Finalmente, el informe recomienda un enfoque en tres frentes para abordar el desperdicio de alimentos, respaldado por la tecnología:

  1. Involucrar a los consumidores y empleados en las iniciativas de gestión de desperdicios de alimentos. Las organizaciones pueden usar la tecnología para compartir hábitos de prevención de desperdicio, fortalecer las iniciativas de concientización e incentivar a los empleados para que fomenten un comportamiento proactivo.
  2. Colaborar en toda la cadena de valor. La implementación y el escalado de soluciones tecnológicas, tales como la previsión de la demanda basada en datos, el control de la temperatura y la gestión de inventario, pueden ayudar a las organizaciones a maximizar el impacto.
  3. Establecer, monitorear y reportar las métricas relacionadas con el desperdicio de alimentos. Las organizaciones deben establecer objetivos, medir los avances y disponer de la estructura de gobernanza adecuada para comprender las causas raíz del desperdicio y los mecanismos de corrección. Con el uso adecuado de la tecnología, las organizaciones pueden rastrear, medir, informar y reducir el desperdicio de alimentos a lo largo de la cadena de valor.

Editorial

Retailers.mx ofrece información de negocios, tecnología e innovación entorno a la cadena de valor del retail con un enfoque nacional e internacional.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba