OSIsoft web

IoT Industrial: clave para evitar el desabasto en el retail

373

Hoy escribe Javier Barella, director regional de Negocios de OSIsoft. El tema es de suma importancia ya que involucra a toda la cadena de valor del retail, para lo cual Barella opina sobre el internet industrial de las cosas, mejor conocido como IIoT.

La demanda de alimentos e insumos de primera necesidad para los retailers se incrementó desde el brote del COVID19 a nivel mundial, derivado de la incertidumbre generada en torno al virus y al temor de la población de que existiera desabasto de dichos productos. 

Este incremento en la demanda se suma al aumento que se ha presentado en años pasados; de 2014 a 2019 se ha registrado un aumento constante de 2% interanual en la venta de alimentos empacados, de acuerdo con un estudio de Euromonitor, y el incremento en las ventas de alimentos frescos en retailers de 3% entre 2018 y 2019, según el mismo estudio.

Ante esas cifras y con el objetivo de evitar la existencia de anaqueles vacíos, las empresas del sector de alimentos y bebidas pueden hacer uso de tecnologías como el Internet Industrial de las Cosas (IIoT), para que su producción y sus procesos de distribución sean eficientes, estén mejor monitoreados y, en consecuencia la proveeduría a los retailers no se vea afectada.  

Comencemos por entender qué es el IIoT. Consiste en conectar en red la maquinaria empleada para la producción mediante sensores que capturan datos sobre las operaciones y que pueden ser empleados en toda la cadena de suministro, desde la agricultura hasta el proceso de manufactura en plantas y fábricas; el empacado del alimento y el transporte de las mercancías hacia las tiendas.

Esa información posteriormente será procesada mediante un software de inteligencia operativa, que es el análisis en tiempo real de los datos capturados de la maquinaría y que posteriormente se convierten en información para optimizar los procesos y tomar decisiones más acertadas y proactivas. 

Dicho lo anterior, ¿qué beneficios traen estas tendencias a la industria que ayudarán a evitar el desabasto?

 

  1. Evitar desperdicios

Uno de los principales beneficios de utilizar esta tecnología en las plantas de producción es evitar el desperdicio de alimento. Datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) indican que en la actualidad se desperdicia un tercio del total de los alimentos que se producen en el mundo y una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es reducir a la mitad esa cifra.

La información generada y analizada a través de la inteligencia operativa ayudarán a detectar en qué procesos específicamente se está produciendo una pérdida e identificar patrones que indican que una máquina es propensa a una avería. 

Un ejemplo de lo anterior es la cervecera Heineken, que necesitaba reducir el consumo de agua por litro de cerveza producida, así como otros aspectos como la cantidad de emisiones contaminantes generadas.

Luego de la implementación de esta tecnología, la empresa obtuvo acceso a información sobre el comportamiento de su maquinaria en tiempo real, además de visibilidad de data histórica que le permitía comparar los datos generados en el pasado. De esa forma, la empresa redujo en un 25% la cantidad de agua utilizada para su producción en un periodo de dos años.

 

  1. Ahorros de tiempo en producción

Otro de los aspectos fundamentales para que las compañías del sector de alimentos y bebidas no dejen sin mercancías a las tiendas departamentales es el tiempo. ¿Cómo lo logran? El análisis de los datos generados mediante los dispositivos conectados a través del IIoT ayudan a las empresas a tener total visibilidad en tiempo real de lo que sucede en sus operaciones. Eso les ayuda a detectar en qué áreas se puede incrementar la productividad y reducir el tiempo en el que se desarrolla una tarea en específico. 

Por ejemplo, existen casos como el de la cervecera artesanal Deschutes Brewery (EU) que gracias a esta tecnología redujo en un 60% el tiempo destinado al enfriamiento por fermentación de su cerveza y ahorró 72 horas por cada fermentador.

 

  1. Eficientar el transporte de mercancías

Este aspecto es crucial si se busca evitar el desabasto en las tiendas. Las empresas pueden conectar a las flotillas al IIoT y generar datos del rendimiento y comportamiento de los vehículos para posteriormente generar un beneficio en torno a ese proceso.

De esa forma, las firmas pueden crear registros históricos de los viajes realizados, monitorear aspectos como el consumo de combustible, el desgaste de los neumáticos e incluso predecir posibles fallas en los motores, por mencionar ejemplos. No anticiparse a esas fallas puede derivar en un impacto negativo para las compañías y retrasar la entrega de productos a los comercios del retail.

Los beneficios antes mencionados resultan en un proceso de producción y suministro de bienes más ágil y eficiente.

Sin duda, el IIoT es una tecnología que está totalmente relacionada con la industria alimentaria en la actualidad como una necesidad y no como un lujo dentro de sus procesos de producción




shares