GS1 MéxicoNoticias del momento

Fábrica de Negocio: Salario emocional

Ivonne Vargas, escritora y periodista, refirió en su conferencia que el salario emocional son las retribuciones no económicas que el colaborador obtiene de su organización, como la autonomía, la capacitación y las oportunidades, además de que se cubran sus necesidades familiares.

El salario emocional no está vinculado con generaciones ni con el número de colaboradores en una empresa, tiene que ver con lo que mueve a la gente, con la motivación y los propósitos laborales que le brinda su organización.

Así lo indicó Ivonne Vargas, representante en Capital Humano LATAM para The Workforce Institute, durante su conferencia acerca de este tema, en la octava edición de Fábrica de Negocio 2022 de GS1 México, que se lleva a cabo del 26 al 29 de septiembre, en el nuevo Foro GS1, en las instalaciones de este organismo empresarial.

Según la especialista, las diferentes encuestas de Recursos Humanos que se realizan en México, acerca de lo que quieren los trabajadores, mencionan los tres factores en la flexibilidad laboral que son los más importantes:

  1. Para el 81%, los programas de capacitación.
  2. Para el 45%, la posibilidad de elegir las horas de inicio y finalización de su jornada laboral.
  3. Para el 35%, tener opciones de trabajo completamente flexibles.

“Con la pandemia nos tuvimos que adaptar y desarrollamos nuevas habilidades”, agregó. «El 49% de los colaboradores dice que se cambiarían de empresa para mejorar su bienestar y el 36% por más días de vacaciones. Quieren más días de salud mental para evitar el agotamiento».

Sin embargo, aclaró que “ningún salario emocional compensa al salario económico, ya que equilibra y es una alternativa para mejorar a la organización, pero no compensa una retribución económica reducida”.

Explicó que “el enfoque actual es generar confianza, retener equipos remotos y energizar la experiencia del colaborador, además de brindar una propuesta que otorgue sentido de propósito y bienestar”.

Mencionó que las acciones enfocadas al salario emocional son:

  • generar bienestar,
  • reconectar, revincular,
  • realinear el propósito personal con el de la organización.

“Siete de cada 10 colaboradores considera que su trabajo es importante y al mismo tiempo quieren reconocimiento», puntualizó.

Para concluir, Ivonne Vargas dijo que «los costos asociados al salario emocional son el tiempo invertido, que es un bien que no se recupera; la capacitación; el impacto moral y el estrés del equipo, así como el riesgo de una disminución del servicio al cliente”.

Verónica Hernández López

Reportera y creadora de contenidos. Siempre en la búsqueda de noticias, entrevistas y reportajes de interés. Egresada de Periodismo y Comunicación de la FES Acatlán de la UNAM.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba