Fernando Espitia de Ecolab: reputación de marca y plagas

522

Fernando Espitia, líder de Eliminación de Plagas en Ecolab México

La presencia de roedores, insectos y otras especies de animales son un riesgo de inocuidad alimentaria. Los roedores tienen la capacidad de transmitir por lo menos 35 enfermedades a los humanos, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos. 

Las plagas pueden impactar al negocio de varias formas, incluida la pérdida de productos y reputación de la marca. Un comentario negativo en redes sociales puede viralizarse 2 a 3 veces más rápido afectando la atracción de clientes y ventas.

Por otro lado, cuidar la inocuidad de los espacios y tránsito de los alimentos es factor importante para reducir el desperdicio de consumibles. Del campo a la mesa, se desperdicia un tercio de los alimentos cada año, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). 

De lo anterior, las mermas impactan a los productores y a la economía. En América Latina y el Caribe se pierde o desperdicia hasta 127 millones de toneladas de alimentos al año. Esto supondría 348 000 toneladas de comida desaprovechada cada día, equivalente a casi 10 veces la Central de Abasto de la Ciudad de México.

 

Problemas sanitarios a causa de contaminación por plaga

Se estima que cada año se enferman en el mundo 600 millones de personas por ingerir alimentos contaminados y que 420 000 mueren por esta misma causa, de acuerdo a cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las enfermedades transmitidas por los alimentos también causan un efecto en la economía y productividad. De acuerdo al informe más reciente del Banco Mundial, el costo de la pérdida total de productividad asociada con ese tipo de enfermedades en los países de ingresos bajos y medianos, se estima en 95 200 millones de dólares (mdd) anuales, y que el costo anual del tratamiento de estas enfermedades está alrededor de 15 000 mdd.

 

Implementación de programas preventivos

Para evitar un daño mayor en la reputación, tanto minoristas de productos alimenticios como grandes cadenas de autoservicio, deben emprender acciones prácticas que garanticen la inocuidad de los consumibles que almacenan y comercializan. 

Las mayores amenazas vienen de los roedores, las cucarachas y las moscas, pero un gran número de plagas pueden verse atraídas por el calor y por la presencia de comida a su alcance.

Con la implementación de un programa de manejo integral de control de plagas (IPM) es fácil enfrentar la causa principal con un enfoque científico, brindar herramientas necesarias para la prevención y protección para reducir los riesgos relacionados con las plagas en el negocio del retail.

El manejo y accionar de un programa integrado de eliminación de plagas, adecuado será un apoyo para minimizar los peligros sin sacrificar la calidad, reputación e imagen del corporativo, además de asegurar la inocuidad alimentaria.



Retailers.mx ofrece información de negocios, tecnología e innovación entorno a la cadena de valor del retail con un enfoque nacional e internacional.


shares